domingo, 6 de mayo de 2018

de CIELOS DE TOLEDO

Foto de Ricardo Martín García



      Aunque ésa sea la distancia
      que requiere el silencio
      de la ceniza

      preferirías creer
      que el ícaro de tus pulmones
      aún no se ha precipitado
      desde su privación

      y se dirige en llamas,
      feliz venablo enamorado,
      hacia las llamas.

sábado, 21 de abril de 2018

De ENTRA EL VIENTO DE OLOR CIRUELA...



Rayo de sol. Matisse



                 Rayo de sol

      La culebra en el matorral,
      despertando a los escondidos,
      no atiende a lágrimas del mármol
      o si cuelgan de algunas ramas
      muertos invisibles. Sisea,
      rumorea detrás del ibis
      que grita, sagrado, asombrándose
      de verse zancudo en el agua.

      Ahora
      toca vivir después de todo.
      La culebra
      se desliza entre la aflicción,
      entre las esmeraldas.



viernes, 6 de abril de 2018

De EL CRETENSE


Resultado de imagen de el greco: RETRATO DE DAMA CON FLOR EN EL PELO
DeL GRECO








La versión de PABLO SANGUINO








Retrato de dama con flor en el pelo


El sosiego solapa
una mirada melancólica.

¿Qué trae el día aderezando
mi pelo con el disimulo
de la fugacidad?

¿Qué trae el día sino flor
momentánea, flor
de buen gusto para sentirme
ajena a un don feliz
pero escondiendo la aflicción
bajo el encaje?

La mirada firme señala
una trama entre  el inicio
del día y algo al lado, amado,
concluyendo.

Se acerca el pómulo a la flor,
las cejas largas del retrato
recorren la raíz
de los secretos

y  la flor,
a punto de enlaciarse,
es el día,
la reflexión callada,

porque nada del dolor sale
a la evidencia, nada
estremeciéndose grosero,
nada que grite.


lunes, 19 de marzo de 2018

De Jardín al mar



      ¡El mar te está esperando con su tibia
      música!

      Las dedaleras lo han oído
      y vierten una gota de veneno
      en cada recuerdo agotado
      por la sal.

      ¡El mar te está llamando en el olvido
      de un corazón y de una lágrima!

      Va subiendo
      y nadie lo contiene ni lo aprecia,
      va subiendo y hay  una luz
      que balancea todo en su cintura.

sábado, 3 de marzo de 2018

DE INVISIBLE EN LA PIEDRA

(Acaba de abrir los ojos este libro, acaba de ponerse a caminar)

      LAPISLÁZULI

      Una oscuridad de lazurita
      nutre el espacio de mi cielo estrellado.

      Salgo de la casa,
      camino y no me haces compañía;
      sé que no te importa el azul ultramar
      que Fra Angélico elige para los mantos
      virginales o que ayer murió John Berger
      y cómo inventaré otras lecturas
      emocionantes.

      Salgo con los últimos hilos nocturnos;
      por La Sisla se acercan caballos
      de calcita: claros, aire rebosando
      promesas, y fríos, tan fríos de enero
      que los prunos salvajes aún
      no enseñan las yemas impacientes.

      Camino y nunca estoy a tu lado.
      La luz que hace posible la vida y lo visible
      es una frase que recuerdo de Berger
      en este instante
      y es cierto que la luz zarandea todo
      para que la belleza me mire;
      lo aprendí de su palabra y sonriendo
      con la sonrisa de Ene,
      que tiene fragmentos de pirita
      pero ella no está.

      Hace cientos de años, desde el valle
      de Kokscha
      vino la piedra de los techos de Giotto
      o de los ropajes de una madre
      desvanecida por el dolor
      en el Descendimiento de Van der Weyden.

      El color de mi cielo estrellado.

      No hace falta levantar la vista
      o pronunciar las frases definitivas.
      Ahora, lo azul abierto quema
      lo oscuro, centellea…
      ¿Sabrías acercarte
      sin arder?

viernes, 16 de febrero de 2018

De JARDÍN AL MAR



    Resultado de imagen de pasionarias

    ¿Es esta la luz que prospera
    sobre la desdicha, sobre
    las pasionarias tortuosas,
    sobre la floración naranja
    de las espinas de los cactus?

    ¿Qué luz, como esta luz, inflama
    la distancia del agua y trae
    un tesoro que nadie palpa,
    un día que nadie interroga,
    una voz que nadie persigue?

    ¿Es esta luz la luz que eleva
    una forma de transparencia
    o de perdón que nadie escucha?

sábado, 6 de enero de 2018

De IDOLATRÍAS

      Las putas de antaño, de Carmen Pinedo Herrero. Relato.
      Gipsy, de Kees Van Dongen

      BESOS NO, POR FAVOR


      Pasea las aceras
      con el cimbreo de la Diosa Negra
      pisoteando los jardines lánguidos
      y haciendo de su ruta una conquista infame
      de otra luna.

      Da miedo
      porque la noche le reserva sordas
      prohibiciones cristianas,
      ritos de un movimiento que parodia el amor
      en la ventura insomne
      delante  de los templos.

      Da miedo
      porque duerme de día,
      al tiempo del horario del castigo
      que dignifica al hombre, dicen, que procura
      no hacerse cargo nunca del desorden.

      No la mires
      como a La Ninfa Flora de Arcimboldo
      si no quieres saber qué delicias cocina
      para azuzar el hambre
      de aquellos que se entregan
      al delirio de un cuerpo acostumbrado
      a los misterios.

      Pasea las aceras
      transformando la noche en la redada
      de guardianes corruptos, de los ebrios de nieve,
      de los puentes que acechan
      a las debutantes.


      Tan sólo en las novelas
      de Victoria Holt
      alguna se convierte en la maharaní
      de un reino que saluda a toros blancos,
      hablando a periquitos detrás de celosías,
      trenzándose el cabello
      con sartas de esmeraldas.